Fundación 5+11, Escuela de formación

La Fundación 5+11 ha tenido la ocasión de nuevo, de charlar con uno de los entrenadores de la Escuela de Baloncesto. Uno de los objetivos, de estas charlas, es aportar un punto de vista diferente de la estructura de la misma, nuestros entrenadores y entrenadoras dotan de personalidad a nuestra escuela, ellos y ellas, conviven a diario con los niños y niñas que participan en la misma, son ellos y ellas, los que nos aportan un valor añadido para las familias. Por eso, nos gusta que conozcáis su visión, sus inquietudes y por supuesto su labor diaria. Hoy hablamos con Oier Laburu.

 

Oier nació en Vitoria – Gasteiz, hace 20 años. Como muchos de nuestros entrenadores y entrenadoras lleva una vida ligada al baloncesto a pesar de su juventud.

 

F: ¿Muchos años ligados al Basket?

O; Comencé a jugar desde Benjamín en Abendaño y aún sigo jugando, en este caso en el Toju, cálculo que once años, más de media vida. También desde el banquillo, es mi tercera temporada en los banquillos en la escuela de baloncesto de Fundación 5+11. Primer año con alevines junto a Jota, el siguiente también en esa categoría pero con Ion Ormazabal y finalmente este año, que estoy con un equipo alevín en San Andrés.

 

F: ¿Quiénes componen el STAFF?

O: Mi compañero Eneko y yo formamos el equipo técnico del equipo, su ayuda es muy importante, siempre aporta nuevas ideas que ayudan mucho al devenir de los entrenamientos y los partidos.

F: ¿Por qué el baloncesto?

O: Bueno, desde muy pequeño siempre me gustó el baloncesto, en mi caso, gracias a que mi hermano mayor lo practicaba, yo iba a verle jugar y al final a mí también me generó interés. Así que puede decirse que viene de familia.

 

F: Hablamos de valores, ¿el deporte es algo más que hacer ejercicio físico?

O: Claro, el deporte te enseña muchas cosas, aparte de lo táctico, te enseña disciplina, trabajo en equipo, esfuerzo, y muchas cosas que te podrán ayudar en tu día a día. No solo para el Basket, los valores son fundamentales para todo.

F: Hablando de valores, y haciendo un pequeño inciso, ¿Como ha sido personalmente la experiencia de participar en el Campus Solidario de Baskonia en su última edición?

O: “Fue una experiencia nueva para mi y fue muy gratificante la verdad, nunca había hecho nada parecido dentro de la Fundación y pude disfruta mucho. Mis compañero Eneko Fernandez me ayudo mucho ya que era todo nuevo, y el tiene mucha experiencia. Lo repetiría sin pensarlo de nuevo.

 

F: Háblanos del equipo

O: El equipo es categoría Alevín de segundo año. Por lo que la franja de edad oscila entre los 11 y 12 años, una edad muy bonita para trabajar la formación, ya que es cuando empiezan a soltarse más y asimilan los conceptos de forma más rápida. Son como esponjas.

F: Comienza una nueva etapa para el equipo ¿Cuál es el objetivo en este nuevo grupo?

O: Tanto para Eneko como para mí, lo principal es crear una buena dinámica de grupo, es fundamental que los txikis se sientan cómodos, que disfruten para aprender todos los conceptos que pretendemos transmitirles de la mejor forma posible. Es lo que más nos interesa, el resto es importante, por supuesto, nos gusta disputar partidos, competirlos, al fin y al cabo es un objetivo final, pero creemos que es fundamental la formación y por eso incidimos mucho en crear el entorno perfecto para que los jugadores asimilen los conceptos.

 

F: ¿Qué es fundamental para la formación de los jugadores en estas edades?

O: Creo que si logramos que los jugadores estén motivados, felices e ilusionados cada entrenamiento, estamos creando un escenario ideal para que aprendan divirtiéndose, por eso, nuestra labor ira enfocada siempre a este aspecto, por encima de resultados y partidos. Sabemos que la mejor forma de que crezcan y evolucionen como jugadores, es solo si disfrutan cada segundo de cada entrenamiento. Para nosotros supone un éxito, que el jugador piense en la siguiente sesión de entrenamiento, justo cuando finaliza la anterior, eso nos da señales claras de que todo está funcionando correctamente.

 

F: ¿Cómo es el trabajo de Escuela de Fundación?

O: Somos un grupo de entrenadores jóvenes, con ganas de continuar formándonos. Aprender cada día más, el trabajo es dinámico y la comunicación con la coordinación y la dirección de la escuela es muy fluida y dinámica. Creo que estamos en un sitio perfecto para continuar nuestra formación como entrenadores y a la vez continuar con nuestra pasión por entrenar. Las facilidades, la atención, la posibilidad de participar en más actividades alternativas durante el curso como son los campus lo hacen un sitio ideal.

 

F: ¿En qué centráis los entrenamientos diarios del equipo?

O: Como he dicho anteriormente, es clave mantener la motivación de los jugadores al máximo, por eso tratamos de trabajar diferentes ejercicios cada día, que sientan que aprenden algo nuevo en cada sesión, que siguen creciendo y mejorando, eso básicamente es el trabajo semanal. Los partidos, nos sirven para analizar y valorar qué cosas podemos trabajar a lo largo de la semana.

F: Un fijo también en el Campus Internacional, otra experiencia. ¿Como valoras la experiencia?¿Que esperas de la próxima edición que se pondrá en marcha en los próximos días?

O: He tenido la fortuna de disfrutarla como jugador y como monitor. Como jugador la experiencia en el campus siempre ha sido inmejorable, disfrutando del baloncesto junto a compañeros, y como no, aprendiendo mucho. Desde el otro lado, como monitor y jefe de pista el cambio fue sorprenderte, llevaba muchos años como participante y desde el otro lado se ven las cosas con otro punto de vista, pero disfrute mucho trabajando con tantos grandes profesionales, mereció la pena dar el paso. Si tuviera la oportunidad de volver al Campus en la siguiente edición, estaría encantado de volver aprovecharla y seguir aprendiendo.

Start typing and press Enter to search